QUEMADURA SOLAR

La quemadura solar es una inflamación relacionada con la exposición excesiva al sol, que puede ocurrir tanto en niños como adultos. La piel de la zona expuesta a la radiación ultravioleta está inflamada, enrojecida, seca y con picazón.

Frecuentemente pequeñas pápulas y vesículas superficiales también pueden aparecer y causar infecciones si se frotan y rompen.

Si el área del cuerpo expuesto al sol es muy extenso, el eritema también puede acompañarse de una insolación. Generalmente, los síntomas de la quemadura aparecen en pocas horas de exposición al sol y llegan su máximo en las próximas 24 horas.