TRATAMIENTO

La piel dañada por el sol parece seca, escamosa y más arrugada.

La piel seca es también una de las causas más comunes del prurito.

El uso de cremas hidratantes y nutritivas durante los 7-10 días después de la quemadura es lo más indicado, ademas de promover una curación en mucho menos tiempo.

CONSEJOS  PARA LA PIEL DAÑADA

  Tomar baño frescos para ayudar a aliviar el dolor.

Utilizar un hidratante que contiene Aloe Vera para ayudar a calmar la piel quemada.

Si la piel se IIena de ampollas, permitir a las ampollas sanen.

Tener un cuidado especial en proteger la piel quemada mientras se recupera, llevando ropa adecuada.